Sus síntomas más comunes.

Sus síntomas más comunes son producción abundante de moco, estornudos, tos y dolor de cabeza, acompañados de malestar general y, en algunas ocasiones, de fiebre.

 

Las molestias producidas por resfriado común son la consecuencia de una infección viral que afecta a las vías respiratorias, nariz, senos nasales, garganta, laringe, tráquea y bronquios. Sus síntomas más comunes son producción abundante de moco, estornudos, tos y dolor de cabeza, acompañados de malestar general y, en algunas ocasiones, de fiebre.

 

Prevención

 

Como no existe una vacuna 100% eficaz contra el resfriado, hay que recurrir a medidas preventivas para que no se produzca el contagio. Es importante evitar el contacto con otras personas durante los primeros dos o cuatro días del resfriado. Un problema añadido es que una persona que está empezando a resfriarse contagia incluso antes de saber que presenta la enfermedad.

 

Los niños resfriados deben lavarse las manos minuciosamente y de forma frecuente, sobre todo después de sonarse la nariz. Deben taparse boca y nariz cuando tosen o estornudan. Es una creencia generalizada que los resfriados aumentan con la debilidad de las personas, sobre todo si presentan estrés o cansancio, pero no se ha podido demostrar que exista una relación entre el resfriado y el agotamiento. También se ha relacionado el resfriado con el frío, la humedad y con una alimentación deficiente.

 

Las medidas higiénicas resultan de gran utilidad, ya que no existe ningún medicamento que elimine rápida y totalmente los molestos síntomas del resfriado. Es un dicho común que se trata de una enfermedad que se cura con el tiempo.

 

LINK A PRODUCTO RELACIONADO